El embajador armenio considera a la Argentina un “líder en derechos humanos” en el mundo

Para Hovhannés Virabyan, "Argentina es un país con directas inversiones en la economía de Armenia". (Foto: Victoria Gesualdi)

Para Hovhannés Virabyan, “Argentina es un país con directas inversiones en la economía de Armenia”. (Foto: Victoria Gesualdi)

El embajador de Armenia, Hovhannés Virabyan, definió a la Argentina como “un gran país, con grandes posibilidades”, “líder en derechos humanos” a nivel internacional y “gran amigo de Armenia”, al analizar ante Télam la relación bilateral con motivo de los 30 años de la declaración de independencia de su país, que se cumplen este martes.

El 21 de septiembre de 1991, Armenia se convirtió en una nación independiente a partir de un referéndum en el que su población consagró el retiro del país de la entonces Unión Soviética, de la cual Armenia formaba parte como una de las repúblicas socialistas, y un año después, el 17 de enero de 1992, Argentina estableció relaciones diplomáticas con el nuevo Estado.

“Hace 30 años que tenemos independencia y el año que viene, en enero, celebraremos también 30 años de relaciones diplomáticas“, destacó el diplomático al repasar la historia del vínculo entre ambos países.

Virabyan analizó además los intercambios comerciales, que en los últimos años se caracterizaron por las “directas inversiones” de Argentina “en la economía de Armenia”.

El embajador recordó que en el país viven “250 mil argentinos con raíces armenias que gracias a la Argentina mantienen su cultura, idioma y religión”, luego de que hace alrededor de cien años, en las primeras tres décadas del siglo XX, “abuelos y bisabuelos escaparan del genocidio y encontraran una vida pacífica y próspera en la Argentina”.

Sobre el genocidio armenio, Virabyan valoró “las posiciones de Argentina, como líder de derechos humanos”, y mencionó en particular que “es el único país del mundo en el que los tres poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, reconocen” como un crimen contra la humanidad la deportación masiva y el exterminio de la población armenia que residía en el Imperio Otomano, hechos que comenzaron el 24 de abril de 1915.

“Valoramos mucho la posición de Argentina, así como la ayuda que ha dado hace cien años a las personas que llegaron aquí”, remarcó en diálogo con esta agencia.

A continuación los tramos más sustanciales de la entrevista con Télam:

"Armenia no es sólo un país de tres millones de habitantes. Es un mercado de 180 millones de personas, porque somos miembros de la Comunidad Económica Euroasiática". (Foto: Victoria Gesualdi)

“Armenia no es sólo un país de tres millones de habitantes. Es un mercado de 180 millones de personas, porque somos miembros de la Comunidad Económica Euroasiática”. (Foto: Victoria Gesualdi)

-Embajador Virabyan, ¿qué importancia tiene la relación con Argentina?

-Argentina es considerado un gran amigo de la República de Armenia. Cualquier armenio, en cualquier parte del mundo, está siempre agradecido a Argentina porque nuestros abuelos, bisabuelos, escapando del genocidio, pudieron encontrar una vida pacífica y próspera aquí. Siempre recordamos a las personas y naciones que nos ayudaron. Desde ese punto de vista, Argentina es un país que está muy cerca de los corazones de cualquier armenio. Pero además de todo eso, Argentina es un gran país, un líder de derechos humanos y de justicia. Y compartimos totalmente estos valores. En Armenia hace 30 años que tenemos independencia y el año que viene celebraremos 30 años de relaciones diplomáticas bilaterales.

-¿Cómo sintetizaría la actualidad de su país?

-Armenia no es sólo un país de tres millones de habitantes. Es un mercado de 180 millones de personas, porque somos miembros de la Comunidad Económica Euroasiática, junto con Rusia, Kazajistán. Si produces un teléfono en Armenia lo puedes vender o revender en Moscú o en otras ciudades, sin impuestos, o incluso acabar en una zona europea, porque también con la Unión Europea tenemos un acuerdo. Hay muchas cosas que reabrir en Armenia porque durante estos 30 años hemos tenido dificultades: el terremoto de 1988, la primera guerra de Nagorno Karabaj y el año pasado la segunda guerra.

Pero también tuvimos muchos éxitos. Tenemos un sistema financiero muy desarrollado y estable, una economía muy estable, inversiones y nuevos proyectos. El futuro está en la educación. En ese aspecto, tenemos una mezcla entre el sistema educativo de tradiciones, desde tiempos de la Unión Soviética, con sistemas innovadores, como los centros Tumo (centros educativos para adolescentes de 13 a 19 años especializado en nuevas tecnologías y diseño). Además, hacemos muy bien las tecnologías de startups, como la aplicación PicsArt, desarrollada por una compañía fundada en Armenia.

-¿Cómo observan la posición de la Argentina ante el genocidio armenio?

-Valoramos mucho la posición del poder actual en la Argentina. El 24 de abril, cuando yo llevaba en Buenos Aires sólo un mes, (Felipe) Solá mandó un video mensaje. El Presidente también mandó un mensaje a la colectividad, casi todos los funcionarios. También los poderes de la Ciudad (de Buenos Aires), el señor (Horacio Rodríguez) Larreta, todos. Es decir que (la postura de Argentina ante el genocidio armenio) no es la posición de un partido, es transversal.

-La Argentina, que mantiene una controversia por soberanía con Gran Bretaña, sostiene que hay que ir hacia un mundo multipolar en el que se respete la institucionalidad multilateral, como la ONU. ¿Qué opina?

-Compartimos totalmente. Para Armenia es muy importante tener buenas relaciones con todos los actores del mundo. Somos buenos amigos con Rusia, muchos armenios han vivido en Rusia durante las épocas del zar, después durante la Unión Soviética. Pero al mismo tiempo Armenia tiene muy buenas relaciones con Estados Unidos. Y también con Irán, que es nuestro vecino. Tenemos cuatro vecinos: Azerbaiyán, Turquía, Georgia e Irán, y con Georgia e Irán tenemos excelentes relaciones. Tenemos buenas relaciones con Irán pero también con Israel. Armenia desea tener buenas relaciones con todos, y esperamos que un día tengamos mejores relaciones con Turquía y Azerbaiyán.

-¿Y cómo ve la relación entre Argentina y Armenia en materia económica?

-Argentina es un país con directas inversiones en la economía de Armenia. Hay muchos argentinos armenios que hacen negocios en Armenia, con inversiones y eso es un buen ejemplo para seguir.

-El empresario de ascendencia armenia más conocido acá es Eduardo Eurnekian.

-Él es un héroe nacional en Armenia. Ha hecho muchísimo. Pero lo más importante de su ejemplo fue demostrar que Armenia no es una idea, no es solo estar cerca de nuestros corazones y nuestras historias. También es un país real en el que puedes hacer negocios, donde puedes tener intereses, donde puedes desarrollar tus posibilidades. En Armenia, él invirtió en vinos, servicio postal, banco. En Armenia tenemos una tradición de miles y miles de años de hacer vinos y gracias a la inversión del señor Eurnekian hemos descubierto de nuevo la cultura del vino.

A %d blogueros les gusta esto: