Cayó en Ushuaia un peligroso hacker búlgaro que había sido acusado de estafar a Bill Gates

Un ciudadano búlgaro acusado de cometer estafas con tarjetas de crédito adulteradas y que formaría parte de la banda de hackers que años atrás estafó a Bill Gates, fue detenido en la ciudad de Ushuaia por la policía fueguina.

Se trata de Petrov Plamen Stoyanov (44), quien esta tarde se negó a declarar en la indagatoria ante el juez de instrucción 3 de la capital fueguina, Federico Vidal.

Stoyanov fue detenido el martes en el aeropuerto de Ushuaia junto a una mujer venezolana, identificada como Bárbara Alejandrina Borges Pantoja (25), luego de comprobarse que había utilizado tarjetas clonadas para efectuar compras en comercios de la ciudad por unos 200 mil pesos, según la información policial.

Por su parte, Borges Pantoja también fue indagada, aunque aceptó dar su versión de los hechos y negó tener relación con las estafas cometidas.

El comisario Víctor Cárdenas, jefe de la División Delitos Complejos de la policía fueguina, declaró a la prensa que esa fuerza realiza por estas horas consultas a Interpol para corroborar si Petrov “es el mismo mencionado en medios nacionales e internacionales que formó parte de la estafa contra Bill Gates”.

El búlgaro había sido detenido en 2011 en Asunción, Paraguay, por delitos similares, cuando se encontraba junto a Kolarov Aleksey Petrov, apodado “el rey de los hackers”, Kavrakov Konstantin Simeonov y Penchev Marchel Dimov.

Aleksey era buscado entonces por las autoridades de Europa y Estados Unidos, a partir de una cadena de casos de falsificaciones, incluida la perpetrada en perjuicio del magnate y dueño de Microsoft, Bill Gates.

Cárdenas precisó en declaraciones oficiales que la estafa de Ushuaia comenzó a investigarse a partir de un alerta emitida por el departamento de prevención de fraude de la Red Link.

El comisario mencionó que la pareja de extranjeros realizó 20 operaciones con tarjetas de crédito y débito clonadas en al menos en cuatro locales comerciales de Ushuaia.

Tras la intervención del juez de Instrucción 3 de la capital fueguina, Federico Vidal, se dispuso una orden de requisa sobre ambos momentos antes de que pudieran subir al avión con el que pretendían marcharse de la ciudad, a la que habían llegado el viernes.

Esa medida arrojó el hallazgo de prendas de vestir y otros objetos que habían sido adquiridos en los comercios damnificados.

“Los estafadores fueron trasladados a dependencias policiales y hoy fueron indagados por el juez interviniente”, concluyó el comisario Cárdenas.

Según los voceros judiciales, el juez cuenta ahora con diez días hábiles para resolver la situación procesal de los detenidos, en una causa que también cuenta con la intervención del fiscal Daniel Curtale.

Con información de Télam

DD

A %d blogueros les gusta esto: