El candidato cordobés del Gobierno cerró la campaña apuntando contra Juan Schiaretti y Juntos por el Cambio

En la necesidad de abrirse paso en las urnas, el candidato cordobés del Frente de Todos, Carlos Caserio, cerró la campaña con munición gruesa. Apuntó contra “los golpistas de Juntos por el Cambio” y  contra el gobernador Juan Schiaretti, a quien tildó de “machista” y acusó de querer dividir al peronismo

Caserio tiene la difícil tarea de renovar su banca y evitar que el Gobierno nacional se quedé sin senador propio por Córdoba. Para eso, debe sí o sí ganar o salir segundo, pero las encuestas lo muestran lejos de esa punta dominada por el frente schiarettista “Hacemos por Córdoba” y la interna de JxC.

Contra esos dos espacios apuntó de lleno en el acto de cierre de campaña.

“Ni disculpa pidieron por haber reventado la Argentina, y todavía siguen hablando. Estos golpistas de Juntos por el Cambio trataron de usar la pandemia para deteriorar al Presidente” sentenció Caserio durante el acto que encabezó en el Hotel Quórum, del que se fue antes de que terminara para irse al aeropuerto y llegar a Buenos Aires para el cierre nacional del Frente, con Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En contrapartida, el Presidente mandó un video en el que hizo hincapié en las ayudas nacionales a la provincia y la vicepresidenta envió un audio destacando el trabajo en el Senado de Caserio y su compañera de fórmula, la diputada camporista Gabriela Estévez.

Las críticas de Caserio a la oposición empalmaron rápidamente con los reproches a su ex aliado, Schiaretti: “Y, con tristeza digo que cuando (Macri) venía nuestro gobernador bailaba con ellos“, empezó.

La lista empujada por el mandatario la encabeza su esposa, la diputada Alejandra Vigo, que busca saltar al Senado, y la legisladora provincial Natalia De La Sota, hija del ex gobernador.

“Ellas” es el título de la campaña, y aunque en algunos afiches Schiaretti -que según fuentes locales tiene 70 % de imagen positiva- aparece acompañándolas, en otros aparece solo su imagen junto a los nombres de las mujeres.

“Ellas no están. Es la propuesta más machista del país. Van a hacer lo que él dice, no lo que ellas piensan“, se quejó Caserio.

“Votar ‘Hacemos por Córdoba es una pérdida de tiempo. Es una lista hecha para sacarle votos al peronismo” insistió y le respondió a Schiaretti que empuja su lista pidiendo legisladores nacionales que defiendan los intereses de la provincia y no voten por “obediencia partidaria”.

Acá directamente se vota lo que dice un solo hombre. Pensamiento único” respondió.

“Somos la expresión de un proyecto político que apuesta a la industrialización de nuestra producción agropecuaria en origen, para generar empleo de calidad para los jóvenes, pero que además lo hace con un férreo compromiso con la conservación ambiental y la igualdad de género”, defendió Gabriela Estévez, casi una candidata testimonial, que se sumó para representar en la fórmula a los jóvenes y al kirchnerismo.

El Frente de Todos lleva de candidatos a diputados al intendente de Villa María, Martín Gill y en segundo lugar a Olga Ruitort, dirigente capitalina que fue la mujer de De La Sota durante 15 años y ahora se enfrenta a una de las hijas del ex mandatario.

A %d blogueros les gusta esto: