Un hombre fue asesinado de un disparo en el abdomen en una plaza de Ramos Mejía

La plaza de los Bomberitos, donde se produjo el crimen. (Google maps).

La plaza de los Bomberitos, donde se produjo el crimen. (Google maps).

Un hombre de 36 años fue asesinado de un balazo en el abdomen mientras caminaba junto a su pareja por la localidad bonaerense de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza, y se investiga si se trató de un ajuste de cuentas relacionado a la comercialización de estupefacientes, informaron este lunes fuentes policiales y judiciales.

Si bien en un primer momento se sospechó que podría haberse tratado de un intento de robo, la mujer que acompañaba la víctima reconoció que su pareja había pactado un encuentro con quien se cree luego lo asesinó.

El hecho ocurrió este domingo por la tarde, en la Plaza Bomberitos, ubicada en Pueyrredón al 1400, entre General Acha y 11 de Septiembre, en dicha localidad del sudoeste del conurbano.

Según las fuentes, Daniel Alejandro Fredes (36) arribó al lugar a bordo de su auto y junto a su pareja, estacionó el vehículo y ambos descendieron del mismo y comenzaron a caminar por el lugar.

En esas circunstancias, la pareja fue abordada por un hombre armado que bajó de un vehículo y se trenzó en un forcejeo con Fredes, quien recibió balazo en el abdomen.

Tras el disparo, el atacante escapó, mientras que el personal de la comisaría 9na. fue alertado de lo ocurrido, por lo que se trasladó hasta el lugar, donde encontró a la víctima herida en el suelo. Las fuentes señalaron que Fredes fue rápidamente trasladado de urgencia al hospital de Haedo, donde lo intervinieron quirúrgicamente y murió producto de la herida sufrida.

El crimen comenzó a ser investigado por el fiscal Gastón Duplaa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios de La Matanza, quien estuvo presente en el lugar del hecho y caratuló al expediente como “homicidio”, y luego pasó las actuaciones a su colega Marcos Borghi.

Desde la fiscalía se ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona para identificar al delincuente y el vehículo en el cual se desplazaba, que se cree era un auto de uso particular.

Si bien en un primer momento los pesquisas pensaron que se había tratado de un intento de robo, las fuentes dijeron a Télam que la principal hipótesis apunta a un ajuste de cuentas vinculada a la comercialización de drogas.

“Hay una idea de quién fue el atacante”, aseguró un pesquisa a Télam.

Al declarar ante los investigadores, la pareja de Fredes reconoció que la víctima se había comunicado en el trascurso de la tarde con una persona apodada “Negro”, con quien coordinó un encuentro en la Plaza Bomberitos.

La mujer relató que el hombre, de aproximadamente 1,75 metros de altura y de contextura delgada, llegó al lugar, estacionó el auto sobre la calle Pueyrredón, caminó aproximadamente 30 metros y tras discutir con su pareja, extrajo un arma entre sus ropas y le disparó a quemarropa.

De acuerdo a los voceros, la mujer indicó inicialmente a los efectivos policiales que se trató de un intento de robo para que Fredes sea trasladado rápidamente a un hospital, finalmente reconoció que su pareja había pactado el encuentro para la compra de estupefacientes.

Ahora el fiscal Borghi espera el resultado preliminar de la operación de autopsia que será practicada al cuerpo de Fredes en la Morgue Judicial de La Matanza para establecer el tipo de arma y calibre utilizado por el asesino.

“Se están realizando tareas de inteligencia para dar con el homicida”, añadió un investigador.

En la pesquisa interviene personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza y de la seccional de Ramos Mejía que esta tarde estaba abocado al relevamiento de las imágenes de las cámaras de seguridad y a la recepción de testigos que puedan aportar datos sobre lo ocurrido.

A %d blogueros les gusta esto: