Cristina Kirchner dijo que la de Mauricio Macri era una “república de morondanga”

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a apuntar contra el Gobierno de Mauricio Macri, al que calificó como “una república de morondanga”.

“Hoy me vienen a hablar de la República. Y aquella qué era. Los que conformaron mesas judiciales con algunos integrantes hoy prófugos. Ninguno de nosotros se fue del país para eludir la acción de la justicia. Todos pusimos el cuerpo. ¿Qué república era aquella? República de morondanga era. Eso era”, afirmó.

Lo hizo al participar en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández en la Isla Maciel en el que entregará la vivienda número 20.000 de su gestión. Fue la primera aparición pública juntos luego de que se desatara el escándalo por la fiesta de cumpleaños en Olivos, en plena pandemia.

También participan el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Se espera que allí, junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y al intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff, el mandatario presente un nuevo plan para la población de la Isla Maciel y la continuidad del proyecto habitacional que prevé para fin de año tener en ejecución más de 100 mil hogares y la entrega de 30.000 viviendas en todo el país.

El presidente Fernández mantendrá además una comunicación mediante videoconferencia con el complejo habitacional ‘Estación Sáenz’ en Nueva Pompeya, que contempla casas de hasta 4 dormitorios, cocheras, espacios de usos múltiples y espacios verdes.

Alberto Fernández busca, de esa manera, continuar en la campaña del Frente de Todos para las PASO que se vienen y también dejar atrás el conflicto interno que se generó con la filtración de la foto del cumpleaños de Fabiola Yañez con un grupo de amigos en la Residencia Presidencial de Olivos.

Internas y fuego amigo

Este martes, el Presidente acudió a un acto en San Martín por el 171º aniversario de la muerte del general José de San Martín. Y un día antes se mostró en otro acto con el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello, su amigo de toda la vida que tiene a cargo la Casa Militar, y con su vocero, el secretario de Comunicación y prensa, Juan Pablo Biondi, dos de los apuntados por el kirchnerismo en la interna.

La guerra que se desató entre albertistas y kirchneristas quedó en evidencia en las redes sociales, donde, dicen sectores del oficialismo, se advirtió la mano de grupos de trolls K que realizaron escraches virtuales adjudicándole al entrono del mandatario la responsabilidad por la filtración.

Además, fueron dirigentes oficialistas que por lo bajo fogonearon esas críticas. Entre ellos, el senador nacional Oscar Parrilli, lugarteniente de Cristina Kirchner, quien dijo que “habría que hacer un llamado de atención a los que están al lado del Presidente, para que lo asesoren y le adviertan que no comentan este tipo de errores”.

Es más, desde un municipio kirchnerista del conurbano dijeron estar “preocupados porque quienes deberían cuidar al Presidente no lo hacen”. Y señalaron que en vez de andar diciendo “que un saludo fue más o menos afectuoso” con algún intendente, “tendrían que trabajar para que estos descuidos no sucedan”.

“El entorno está para cuidarlo y muchas veces no lo hacen. Alberto pidió disculpas por su error y eso es lo que nos diferencia. A este Presidente nunca lo escucharán pedir disculpas por cerrar ministerios, beneficiar con negocios a los amigos y hermanos, ni por crear una mesa judicial que persiga a los opositores”, sostuvieron.

De todas formas, dicen desde el oficialismo, que no hubo pedido alguno de Cristina para que haga cambios en el Gabinete y tampoco la voz de Parrilli, afirman, es la voluntad explícita de la vice. Hoy, a la vista de todos, es tiempo para otro encuentro entre Alberto y Cristina.

AFG

A %d blogueros les gusta esto: