Primera visita a Marruecos del jefe de la diplomacia israelí tras normalización de relaciones

El jefe de la diplomacia israelí realizó este miércoles la primera visita de un ministro de Israel a Marruecos tras la normalización a fines de 2020 de las relaciones entre ambos países, que sellaron acuerdos de cooperación.

Estos acuerdos en campos como cooperación política, aviación, cultura y deportes “aportarán a nuestros países innovación en provecho de nuestros niños”, dijo el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Yair Lapid.

Lapid, que se reunió con su homólogo marroquí Naser Borita, celebró “la restauración de la paz y la amistad” impulsadas por la normalización de las relaciones.

Marruecos fue el cuarto país árabe en establecer relaciones con Israel en 2020, gracias a la mediación de Estados Unidos y en contrapartida del reconocimiento norteamericano de su “soberanía” sobre el disputado territorio del Sáhara Occidental.

Durante esta visita calificada de “histórica” por Lapid, ambas partes cerraron dos acuerdos y un memorando de cooperación y establecieron mecanismos de consultas políticas.

Los dos países ya firmaron acuerdos sobre agua, aviación y finanzas durante la primera visita de una delegación oficial israelí llegada en diciembre de 2020 en el primer vuelo directo entre Rabat y Tel Aviv.

En su reunión, el ministro marroquí señaló la necesidad de “retomar las negociaciones” en el conflicto palestino-israelí para “lograr una solución sobre la base de dos Estados”.

Lapid se limitó a señalar que la normalización de relaciones entre Israel y países árabes prueba que “alguna cosa está cambiando en la región”.

Antes del encuentro entre los dos jefes diplomáticos, altos cargos de la delegación israelí visitaron el mausoleo real donde están enterrados los reyes Hasán II y Mohamed V.

El jueves, está previsto que Lapid inaugure la representación diplomática israelí en Rabat.

– “Traición” para los palestinos –

La visita se produce unas dos semanas después de que las primeras conexiones aéreas comerciales directas empezaran a funcionar.

La comunidad judía de Marruecos es la más importante de África del Norte y, en general, los cerca de 700.000 israelíes de ascendencia marroquí han guardado fuertes lazos con su país de origen.

Antes de la pandemia de covid-19, entre 50.000 y 70.000 turistas israelíes, la mayoría de ellos de origen marroquí, visitaban el reino anualmente, pero para llegar debían transitar por terceros países.

En julio, Marruecos e Israel rubricaron en Rabat otro acuerdo en materia de defensa cibernética, que cubre la “cooperación operativa, investigación, desarrollo e intercambio de información”, publicó en la red Facebbok la dirección nacional de Ciberseguridad israelí.

Recientemente, el reino fue acusado de usar el software espía ‘Pegasus’, desarrollado por la empresa israelí NSO. Rabat negó de manera categórica “acusaciones falsas e infundadas”, y lanzó acciones judiciales.

Por su parte, los palestinos denunciaron los acuerdos de normalización entre Israel y países árabes, calificándolos de “traición”, pues hasta ahora la solución del conflicto palestino-israelí siempre se había considerado como una condición previa a cualquier normalización de las relaciones.

Tras anunciarse tal normalización de las relaciones entre ambos países, el rey Mohamed VI, aseguró al presidente palestino, Mahmud Abas, la continuidad del “compromiso permanente y sostenido de Marruecos con la justa causa palestina”.

Precisamente, en Marruecos, la causa palestina continúa movilizando a la sociedad civil y algunos partidos islamistas y de izquierda radical se oponen al establecimiento de relaciones con Israel.

ko/isb/mdz/bl-jvb/zm/age/mb/dbh/mis

A %d blogueros les gusta esto: