Cinco expolicías pampeanos deberán cumplir tres años de prisión por el delito de sedición

Los expolicías son Fernando Alberto Rolhaiser, Guillermo Julián Giménez, Luis Horacio Bruno, Carlos Daniel Mendibe y Diego Hernán López.

Los expolicías son Fernando Alberto Rolhaiser, Guillermo Julián Giménez, Luis Horacio Bruno, Carlos Daniel Mendibe y Diego Hernán López.

Cinco expolicías de La Pampa quedaron detenidos y deberán cumplir una pena de tres años de prisión luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazara el último recurso extraordinario presentado por sus defensas tras haber sido condenados por sedición en 2013, en demanda de mejoras salariales, entre otras reivindicaciones.

Fuentes judiciales aseguraron que los expolicías que quedaron detenidos son Fernando Alberto Rolhaiser, Guillermo Julián Giménez, Luis Horacio Bruno, Carlos Daniel Mendibe y Diego Hernán López, quienes en las últimas horas fueron alojados en la comisaría de la localidad pampeana de Lonquimay, donde empezarán a cumplir la condena a tres años de prisión efectiva.

La resolución de la Corte de rechazar el planteo realizado por el defensor oficial Martín García Ongaro fue una formalidad, aunque era el último paso para que los efectivos que se acuartelaron en 2013 en Santa Rosa fueran detenidos.

El rechazo al recurso extraordinario lleva las firmas de Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

En diciembre de 2013, los expolicías protagonizaron una serie de protestas en distintos puntos del país, que tuvo su correlato en La Pampa, concretamente en Santa Rosa, donde tomaron la sede de la Jefatura de Policía, entre otras dependencias durante 27 horas.

La toma que puso en vilo a toda la sociedad pampeana, terminó cuando el entonces gobernador de La Pampa, Oscar Mario Jorge, resolviera firmar un decreto otorgándoles un aumento salarial, en medio de expresiones de repudio y preocupación del arco político y del gobierno por el accionar de los efectivos de la policía pampeana. Reclamaban aumento salarial, el descabezamiento de la cúpula de la fuerza, y que se revisara el sistema de sanciones, entre otros puntos.

En medio de un proceso judicial, en agosto de 2016, un total de 14 efectivos que estaban procesados por sedición fueron echados por el Gobierno provincial.

Finalmente, el juicio se hizo en 2018 donde el tribunal, integrado por Carlos Besi, Gastón Boulenaz y Gabriel Tedín condenó a tres años de prisión a los ahora detenidos y absolvió a otros siete.

A %d blogueros les gusta esto: