El Gobierno busca acordar un aumento de 40% con los estatales

Por el impacto de la inflación, el Gobierno reabrirá la paritaria de los estatales y buscará cerrar una suba apenas por encima del 40%. De esa manera, se intentará alinear los sueldos de 130.000 empleados de la administración central con los del personal del Congreso, que en junio pasado firmaron una suba similar con Cristina Kirchner y Sergio Massa.

Las negociaciones informales comenzarán esta semana, previo a la reunión prevista para el 19 de agosto, en la que se iniciará formalmente la paritaria con los gremios UPCN y ATE. Este sector había acordado en mayo una suba del 35% en 6 cuotas y con revisión en noviembre, pero se acordó reabrirla tras los fuertes aumentos de precios en el primer semestre.

“No lo tenemos discutido con los gremios, lo arrancamos a mediados de esta semana y vamos a llevar la mejor oferta posible. Eso implica adelantar cuotas y sumar unos puntos al 2021 para cerrar levemente por arriba del 40%, tampoco mucho más. Pero vamos a garantizar la recuperación del salario real del empleo público”, señalaron fuentes oficiales.

La paritaria estatal corre de mayo a junio del año próximo. Entre enero y mayo de este año, hubo un aumento del 18% correspondiente al 2020. Y después, por el 2021, un 10% en julio y 5% en agosto, mientras queda pendiente un 5% en septiembre, 4% en diciembre, 6% en enero y 5% en febrero del 2022. La idea del Ejecutivo es adelantar algunas de esas cuotas y sumarle puntos porcentuales.

Según el cálculo oficial, los sueldos superarían punta a punta una inflación prevista del 48%. Pero desde ATE sostienen que es insuficiente. “El 40% va a estar por debajo de la inflación que va a estar por arriba del 50%, entonces es necesario estar por encima de eso o adelantar cuotas que tengan un impacto concreto”, advirtió Hugo “Cachorro” Godoy, líder de ATE y número dos de la CTA Autónoma.

Después de junio, los adelantos y reaperturas fueron elevando el piso salarial. La semana pasada, cerraron revisiones Aceiteros (48,5%) y Comercio (42%), luego de que hicieran lo propio Sanidad (45%) y Construcción (47,5%). Estos incrementos le meten presión a la paritaria de los estatales, un sector que desde marzo de 2018 perdió un 20,7% de su poder de compra, según un estudio reciente del IARAF.

En paralelo a la negociación a nivel nacional, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunirá esta semana con los gremios provinciales para reabrir las paritarias antes de noviembre. La Provincia anunció en julio el adelanto a ese mes del 8% de aumento pactado para septiembre, alcanzando un incremento acumulado del 31%.

A %d blogueros les gusta esto: