En las elecciones habrá “facilitadores sanitarios” para que se respete el distanciamiento social

El nuevo escenario y también el formato en el que se realizarán las elecciones es muy novedoso. Serán los comicios del Covid-19 con las múltiples variantes y enigmas que esta situación generó y generará. Históricos.

Pero hay una particularidad que llamó la atención y despierta interrogantes entre los políticos profesionales con más experiencia en trabajar en días electorales en el “territorio”, según pudo saber Clarín en consulta con varios de estos dirigentes que representan a distintos partidos. Por primera vez, una persona controlará lo que pasa dentro y fuera de los establecimientos de votación con potestades inéditas.

Se trata de los llamados “facilitadores sanitarios”.

La Cámara Nacional Electoral alertó ya desde el año pasado al Gobierno que si continuaba la pandemia se debería modificar el modo de sufragar. Pasó.

Entre otras solicitudes a las autoridades del Gobierno que deben organizar o coordinar las elecciones, la Justicia pidió que empleados del Ministerio de Salud se encarguen de controlar los protocolos sanitarios en cada lugar en los que se emitirán sufragios. Tanto en escuelas como en clubes, entre otros sitios que se sumarán para espaciar a los votantes para evitar que se aglomeren dificultando, entre otras cosas, el crucial distanciamiento que ayuda a prevenir contagios del virus que cambió el modo de vivir en todo el planeta.

Desde Salud se respondió que ese organismo no cuenta con la cantidad de trabajadores necesarios para cumplir con esas labores. Ayer, mediante un comunicado, la Dirección Nacional Electoral (DINE), que depende del Ministerio del Interior, al mando de Eduardo De Pedro.

El Gobierno informó que quienes cumplirán los roles de “facilitadores sanitarios” serán miembros del Comando General Electoral, es decir, integrantes de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad Federales.

En estas elecciones extraordinarias, entonces, los “facilitadores sanitarios” deberán cumplir con estas obligaciones: • Ordenar el ingreso de votantes a efectos de no saturar la capacidad interna del local.

• Constatar el uso de tapabocas de los votantes.

• Constatar y hacer respetar el distanciamiento social de dos metros entre las personas.

Limitar la capacidad de personas en los locales de votación.

• Controlar y orientar el respeto de las normas sociales de contacto físico en pandemia.

• Evitar aglomeraciones o reuniones de personas sobre todo en espacios cerrados. Y hacer respetar el encolumnamiento en la fila exterior observando las medidas preventivas.

• Provisión y distribución de alcohol en gel para las mesas y los establecimientos de votación.

Esta figura, entonces, será central para las PASO y las generales.

De acuerdo a su conducta, se solucionarán problemas, o se podrán generar conflictos en los lugares en los que se votará bajo riesgo de contagio.

Varios dirigentes de la política profesional que hablaron de modo informal con Clarín, dejaron trascender su desconfianza sobre el potencial accionar de los los “facilitadores sanitarios”. Son hipótesis que no nacen de la paranoia, sin sustento con pruebas que indicasen que esos interrogantes mal pensados efectivamente ocurrirán.

Es que hasta que se crearon los “facilitadores sanitarios” solían ser los referentes partidarios de base, y los fiscales generales, los que solían moverse y hasta dinamizar las votaciones en las escuelas en las que se elegían candidatos en la vieja normalidad.

La Justicia y el Gobierno descartan que los “facilitadores” puedan cometer o intentar “manipular” al electorado.

“El Comando ya cuenta con la gimnasia necesaria para un despliegue territorial que realiza cada dos años, en los comicios, desde hace años. Así, el personal que esté abocado a esta tarea, que usualmente desempeña funciones de custodia dentro de los establecimientos y constituye una figura neutral dentro del proceso electoral, contará con una identificación distintiva que facilitará su reconocimiento”, afirmó en el comunicado oficial Diana Quiodo, directora Nacional Electoral.

A %d blogueros les gusta esto: