Powless gana la Clásica de San Sebastián en un emocionante esprint

Un amerindio enfundándose la ‘Txapela’ del País Vasco: Neilson Powless inauguró su palmarés profesional al conquistar este sábado la Clásica de San Sebastián en un emocionante esprint final con otros dos corredores.

El joven estadounidense se impuso por media rueda al esloveno Matej Mohoric (Bahrain), ganador de dos etapas en el último Tour de Francia, y al danés Mikkel Honore (Deceuninck).

Powless, catalogado más bien como un escalador, logró superar al campeón de Eslovenia para hacerse con la carrera de un día más prestigiosa de España. Radiante de alegría, se enfundó la tradicional ‘Txapela’ en el podio, el gorro típico vasco con el que se honra al campeón.

El resultado final recompensó al equipo que más lo buscó, el EF Education, que envió de explorador al británico Simon Carr, quien partió junto al español Mikel Landa, en la subida de Erlaitz a 45 kilómetros para meta. Solo en cabeza, Carr se vio alcanzado una veintena de kilómetros después por un grupo con Powless, Mohoric, Honore y Rota.

En el último descenso, sobre un asfalto deslizante por la lluvia, Mikkel Honore y Luciano Rota se vieron implicados en una caída. Si el italiano Rota no logró enlazar de nuevo, sí lo haría Honore antes del esprint lanzado por Mohoric.

– Familia de deportistas –

Entre los favoritos, el campeón del mundo francés Julian Alaphilippe llegó a meta a más de un minuto, poco antes que el colombiano Egan Bernal, 16º en meta a 1 minuto y 09 segundos de Powless.

“Es mi primera victoria como profesional y estoy muy feliz de haber ganado aquí en San Sebastián. Cada vez que corrí aquí fue increíble. Estoy feliz por ganar delante de un público tan entusiasta”, reaccionó el corredor nacido en California.

“No éramos favoritos así que tratamos de correr de forma inteligente”, añadió.

Powless, uno de los talentos más prometedores del ciclismo estadounidense, procede de una familia de deportistas. Su madre disputó el maratón en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, y su padre, de origen en la tribu india de los Onneiout, disputó en varias ocasiones un Ironman. En cuanto a su hermana Shayna, ya ha formado parte de la selección de ciclismo de Estados Unidos.

En su primera carrera desde su victoria a finales de mayo en el Giro, el colombiano Egan Bernal estuvo con los mejores, entre ellos el danés Jonas Vingegaard (8º), segundo en el reciente Tour de Francia.

Ningún corredor español finalizó en el top-10, siendo el undécimo Gonzalo Serrano Rodríguez (Movistar).

jm/bvo/iga

A %d blogueros les gusta esto: