Mercosur: el ministro de Economía de Brasil habló de tomar medidas “unilaterales” y pide que Argentina no se oponga

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, deslizó este martes la posibilidad de tomar medidas económicas “unilaterales” que contemplan la reducción de un 10% del arancel externo común dentro del Mercosur y pidió que la Argentina no obstaculice una decisión de ese tipo.

“Me gustaría hacerlo unilateralmente mañana, esta semana, pero tenemos acuerdos, no podemos dejar que el Mercosur se transforme en un factor de atraso. Argentina está en un camino que no apreciamos, el camino de Venezuela”, dijo Guedes en referencia a la propuesta brasileña de reducir el arancel externo común del bloque.

“Por eso no les pedimos que lo hagan, les pedimos que nos dejen hacer y después se sumarán”, insistió el titular de la cartera económica brasileña.

Guedes ratificó que la intención del gobierno del presidente Jair Bolsonaro en este semestre -en el que Brasil detenta la presidencia pro tempore del bloque- es avanzar con la propuesta de reducir un 10 % el Arancel Externo Común (AEC) pese a la resistencia de Argentina y de algunos sectores industriales brasileños.

El gobierno de Alberto Fernández presentó en abril a sus socios regionales una alternativa para continuar protegiendo a los productos con valor agregado, que contempla una reducción del 10% al 75% de las posiciones arancelarias, excluyendo los productos manufacturados.

La propuesta argentina no resulta suficiente para los gobiernos de Bolsonaro y del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, quienes plantean una reducción del 10% inmediata y generalizada y otro 10% a comienzos de 2022.

Estas posiciones encontradas se pusieron nuevamente de manifiesto en la Cumbre de Jefes de Estado que se realizó la semana pasada, en la que la Argentina le entregó a Brasil la presidencia pro témpore.

“No queremos que ellos (en referencia a la Argentina) lo hagan, sino que queremos que ellos nos dejen hacer” dijo Guedes en diálogo con el diario Valor, tras lo cual subrayó que “básicamente el Mercosur es Brasil y Argentina”.

“Argentina se opone, Uruguay nos apoya y Paraguay se hace la que no se posiciona”, describió la situación el ministro brasileño

Guedes afirmó que “en este semestre Brasil tiene que asumir el liderazgo”, para luego agregar que “seremos comprensivos y generosos. No se puede frenar el ritmo de modernización”.

“Me gustaría hacerlo unilateralmente mañana, esta semana, pero tenemos acuerdos, no podemos dejar que el Mercosur se transforme en un factor de atraso. Argentina está en un camino que no apreciamos, el camino de Venezuela”, enfatizó.

Guedes, tras decir que la propuesta hacia la Argentina es “generosa”, señaló que “ellos están con problemas, la política económica no parece dar buenos resultados, no logran pagarle al FMI, están con problemas que nosotros conocemos mucho y ahí nuestra solidaridad con ellos porque así es difícil bajar aranceles”.

“Por eso no les pedimos que lo hagan, les pedimos que nos dejen hacer y después se sumarán”, insistió el titular de la cartera económica brasileña.

El Mercosur viene atravesando distintas dificultades. Más allá de posiciones aduaneras conjuntas, el bloque no logra avanzar en su conjunto. A diferencia de otros bloques comerciales donde la actividad económica entre países crece a pasos agigantados, la actividad entre los países del Mercosur está estancado.

El Mercosur es el principal destino comercial de las exportaciones e importaciones argentinas, pero la actividad con China viene creciendo.

Para Brasil, el Mercosur y Argentina representan una porción más pequeña del comercio exterior. Los principales países a los que exportan e importan son China y Estados Unidos. En 2019, hasta Países Bajos (Holanda) fue destinatario de mayor cantidad de exportaciones brasileñas que Argentina. Durante ese mismo año, Alemania representó casi el mismo total que Argentina en las importaciones brasileñas.

Durante 2020, las exportaciones brasileñas cayeron un 10%,, como consecuencia de la pandemia. Pero ahora se esboza una recuperación. Sin embargo, determinados complejos industriales requieren importaciones, y los aranceles externos del Mercosur son elevados para acuerdos bilaterales, como los que imagina el gobierno brasileño.

A %d blogueros les gusta esto: