Martín Soria asume el control de la Unidad de Investigación del atentado a la AMIA

El ministro de Seguridad, Martín Soria, se hará cargo de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la sede de la AMIA, organismo que había sido disuelto durante el gobierno de Mauricio Macri.

A través de la Resolución 537/2021 del Ministerio de Justicia, publicada este viernes en el Boletín Oficial, Soria reflotó la Unidad Especial de Investigación del atentado a poco más de dos semanas de cumplirse 27 años del brutal ataque terrorista que dejó un saldo de 85 muertos y cientos de heridos.

En los fundamentos de la resolución, el ministro recordó que el Decreto 229 del 1° de marzo de 2006, dispuso la ampliación de los cometidos de la referida Unidad Especial de Investigación, a la que se le encomendó “el impulso de las pesquisas sobre las irregularidades cometidas en el curso de la investigación del atentado contra la sede de la AMIA”.

Asimismo apuntó que durante el anterior gobierno, “bajo el pretexto de fortalecer y jerarquizar la citada Unidad Especial” se dispuso que quedaba a cargo de un funcionario con rango y jerarquía de Secretario, con actuación en el ámbito del Ministerio de Justicia.

Pero posteriormente, el 2 de marzo de 2018, también a través de un decreto presidencial, Mauricio Macri suprimió el cargo extraescalafonario del organismo “quedando diseminados -a partir de entonces- los cometidos de la aludida Unidad Especial en distintas dependencias de esta cartera de Estado”.

En ese momento, la unidad estaba a cargo del radical Mario Cimadevilla, quien había llegado al organismo en 2016 y se fue con profundas diferencias con el entonces ministro de Justicia, Germán Garavano.

Incluso en una presentación en el Congreso, Cimadevilla recordó que a pesar de que su unidad fue creada por decreto para acelerar la investigación del atentado su tarea fue “entorpecida” por el ex ministro de Justicia, a partir de diferentes resoluciones.

El ex legislador había indilgado a Garavano de tener intereses creados en la investigación por el presunto encubrimiento del atentado con amistades con algunos de los fiscales querellados por el Estado, que se presentaba como querellante en la causa por el encubrimiento de la voladura de la AMIA. 

Puntualmente Cimadevilla deslizó un posible encubrimiento de los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, como de Jorge “Fino” Palacios, todos imputados en la causa por el encubrimiento.

Más allá de esta controversia, Soria argumentó en la resolución que la desconcentración de acciones de la unidad “atenta” contra sus objetivos, ya que debe contar con todas las herramientas y recursos necesarios para cumplimentar no solo los compromisos asumidos internacionalmente, sino también para llevar adelante “acciones concretas y efectivas que contribuyan al esclarecimiento de los hechos investigados“.

Es por eso que el ministro decidió que la unidad quede bajo su “dependencia directa”.

Asimismo destacó la necesidad de “impulsar las medidas correspondientes para readecuar la estructura organizativa de primer nivel operativo de esta cartera a fin de que se unifique en la Unidad Especial de Investigación”.

GRB

A %d blogueros les gusta esto: