Seis allanamientos en las oficinas del grupo Vicentin por supuestas estafas

En el marco de una causa penal contra directivos de Vicentin por estafa y administración fraudulenta, la Justicia de Santa Fe dispuso este lunes realizar seis allanamientos en oficinas vinculadas a la firma cerealera.

Desde el Ministerio Público de la Acusación explicaron que los operativos se dispusieron para secuestrar documentación “para determinar la posible imputación de integrantes del directorio”.

Los allanamientos se realizaron en Santa Fe, Reconquista y Avellaneda, en oficinas que están relacionadas a las personas que investiga el fiscal de la Unidad de Delitos Complejos y Económicos, Miguel Moreno.

La causa que tramita Moreno va en paralelo con el concurso de acreedores que la firma presentó en febrero de 2020, que provocó una tormenta en el sector y que llevó al Gobierno a pensar en la intervención de la empresa que admitió sufrir un “estrés financiero” por deudas cercanas a los US$ 1.350 millones.

El fiscal Moreno trabaja a partir de la denuncia por estafa que presentaron productores y entidades bancarias. Los allanamientos buscaron concretar el “aseguramiento de pruebas”. Entre otros puntos pretende estudiar el origen de algunos fondos.

A fines del año pasado el mismo Moreno, en el marco de la causa por estafa, requirió al juez de Rosario Hernán Postma que se dispusiera congelar todas las cuentas del grupo Vicentin. El magistrado ordenó esa medida al Banco Central.

La firma planteó que no podría abonar los sueldos. “Poco le han importado al Sr. Juez y al Fiscal interviniente, la tranquilidad y el bienestar de los más de 5.000 trabajadores y familias de Santa Fe, San Juan, Mendoza, Córdoba y Buenos Aires que serán directamente afectados por esta inconcebible decisión”, planteó la empresa en un comunicado.

En enero se conoció un fallo del juez que lleva el concurso de acreedores de Vicentin, Fabián Lorenzini, quien dispuso pesificar parte de las deudas que reclama un grupo de acreedores.

Los proveedores de la firma que habían entregado cereales, acopios, cooperativas y corredores, reclamaban un total de 19.172.796.333,23 pesos y 166.360.452,56 dólares. El juez verificó créditos por 23.956.545.784,63 pesos y 31.211.979,47 dólares.

En el caso de las 27 entidades bancarias, entre públicos y privados de Argentina y otros países, se reconocieron acreencias por US$ 1.000 millones. Se destaca la acreencia del Banco Nación, que alcanza los 296.844.422 de dólares por cobrar.

A %d blogueros les gusta esto: