Asaltan y matan a un agente penitenciario mientras transportaba dinero de un frigorífico

Un agente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) murió tras recibir un balazo cuando iba en su auto por la localidad de Carmen de Areco.

La principal hipótesis de los investigadores es que fue asesinado por ladrones que lo asaltaron cuando transportaba dinero para un frigorífico para el que trabajaba de forma particular.

El crimen ocurrió alrededor de las 19.50 de este martes en el kilómetro 139 de la ruta 7. Allí, a través de un llamado al 911, se alertó a la Policía Comunal sobre un accidente.

Al llegar al lugar, los agentes hallaron un Volkswagen Gol chocado, como si hubiera volcado, y en su interior al conductor herido.

La víctima, identificada como Paul D’ Annunzio, fue trasladado al Hospital Municipal, donde los médicos constataron que tenía una herida de bala en la espalda. Murió minutos después.

“La peor noticia! Eras y serás para siempre mi segundo papá, Paul D’Annunzio. Me parte el alma de la manera que te fuiste. No creo poder superarlo jamás. Quiero que sepas que estés donde estés siempre te voy a llevar en mi corazón y vas a estar presente todos los días de mi vida! Me invade la tristeza en el alma. Te pido que me cuides mucho más de cómo lo hacías. Te amo padrino! Jamas te olvidare!!!”, lo despidió en Facebook su ahijado Guido, policía de la Bonaerense.

Voceros del SPB indicaron a Télam que la víctima prestaba servicios en el área de Traslado de Detenidos de la fuerza, y que en el momento en el que fue atacado realizaba tareas de custodia particulares.

En sintonía con la hipótesis del intento de robo, peritos de la Policía Científica hallaron adentro del Gol una mochila con una importante suma de dinero en efectivo que, se cree, que la víctima transportaba para un frigorífico.

También se incautó en el interior del vehículo la pistola de D’ Annunzio, con la que se sospecha que intentó defenderse de un asalto.

“Se presume que se trató de una tentativa de robo del dinero que llevaba”, explicó a Télam una fuente de la investigación, que añadió que poco después se halló en la zona de Luján una Ford Ranger quemada. Según un testigo, habría sido utilizada por los delincuentes que asaltaron al penitenciario.

“En la camioneta se encontraron vainas servidas, al parecer, de calibre nueve milímetros”, agregó el investigador consultado.

La causa quedó a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Mercedes, que caratuló el hecho como “homicidio.

LM

A %d blogueros les gusta esto: