Encuentran a un colombiano muerto adentro de un auto: 13 puñaladas, un puntazo en el cuello y un corte en la sien

La imagen era impactante. En el asiento trasero de un Fiat Siena de color negro, la víctima estaba boca abajo, envuelta en varios paños de gomaespuma, humedecidos con algún combustible. El cadáver, a su vez, estaba tapado con un cobertor de autos, plateado. Cuando llegaron los investigadores y los peritos descubrieron incluso algo peor: el cuerpo presentaba 13 puñaladas, un profundo corte en el cuello y otro tajo en la sien izquierda.

“Es un ciudadano colombiano, de 45 años. No lo mataron en ese lugar, lo mataron en otro lado. Por cómo estaba, la idea era prenderlo fuego, pero algo pasó y no llegaron a incendiar el auto. El vehículo está a nombre de otro colombiano y lo curioso es que durante el fin de semana, otro colombiano, hizo una denuncia por averiguación de paradero, dijo ser un amigo. Pero todo está bajo sospecha”, le dijo a Clarín una fuente de la investigación.

Según los reportes iniciales, “un carpintero y changarín de nacionalidad colombiana fue hallado degollado y asesinado a puñaladas en el asiento trasero de un automóvil en un descampado de Florencio Varela y la principal hipótesis es que fue víctima de algún tipo de venganza o ajuste de cuentas”.

Pero cuando las horas corrieron (el hallazgo fue este martes pasado el mediodía), algunos datos dejaron de tener precisión. “Cuando allanamos la casa, no había ni un martillo, ni un clavo. De carpintero no había nada”, agregó esa misma fuente. La hipótesis del ajuste o la venganza sí tiene sentido.

La ubicación exacta del hallazgo fue el cruce de la avenida Hudson y calle 1356. La víctima fue identificada por voceros policiales como Jorge Iván Rave Moreno (45). Por él ya existía una denuncia por averiguación de paradero en la comisaría 5ta. de La Cañada, del partido de Quilmes, ya que tenía domicilio en el barrio Springfield de Bernal Oeste.

El vehículo no tenía pedido de secuestro por robo o por algún otro tipo de ilícito, y está a nombre de otro colombiano, con domicilio en el barrio de Constitución. Rave Moreno vivía solo y no está del todo claro a qué se dedicaba.

Si bien se espera el resultado de la autopsia, los peritos que fueron a recolectar el cadáver creen que la víctima fue asesinada en otro sitio y luego fue envuelta en la lona y cargada en el auto donde fue hallada, y vieron que el colombiano asesinado tenía varias heridas de arma blanca.

“La herida mortal sería una profunda puñalada en el esternón que le afectó el corazón, pero además se contabilizaron alrededor de 13 puñaladas en el abdomen, tenía un corte de degüello en el cuello y otro de gran extensión en la sien izquierda”, detalló un vocero judicial.

El caso es investigado por el fiscal Darío Provisionato, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Florencio Varela, quien caratuló la causa como “homicidio” y dirigió las primeras medidas investigativas en la escena del crimen.

Provisionato puso a trabajar en el hecho a detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, quienes a partir de las primeras averiguaciones creen que se trata de un asesinato motivado por algún tipo de venganza personal o ajuste de cuentas.

“Por ahora todo es un misterio. Pese a no estar a su nombre, el auto era usado por la víctima. Estamos tratando de buscar algún video o testigo que oriente la investigación para saber de dónde venía el vehículo y quién o quiénes lo abandonaron allí con el cuerpo”, cerró uno de los investigadores .

GL

A %d blogueros les gusta esto: