Vicente López: acompañó a un amigo a buscar una bicicleta y lo mataron a balazos

Acompañó a un amigo a buscar una bicicleta a la casa donde vivía antes. Cuando la estaban cargando en la caja de su camioneta, aparecieron dos hombres armados y lo mataron a balazos.

Los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas y que el verdadero destinatario del ataque era el otro joven. Aún no está claro si los asesinos buscaban al amigo de la víctima o a otra persona del mismo barrio.

El crimen ocurrió este viernes cerca de las 22 en Habana y Santa Rosa, en uno de los accesos a la Villa Melo, ubicada en Florida Oeste, en el límite entre Vicente López y San Martín.

Hasta allí había ido Alejandro Ariel Giménez (36) en su camioneta Volkswagen Amarok para que un amigo buscara algunas pertenencias que había dejado en la casa donde vivía antes. Los dos entraron a la casa y cuando estaban cargando una bicicleta a la caja de la pick up, aparecieron dos hombres armados.

Según pudo saber Clarín, los atacantes comenzaron a disparar contra Giménez sin mediar palabra y escaparon.

La víctima quedó herida de gravedad y su amigo lo subió a la camioneta y lo trasladó hasta el Hospital Zonal General de Agudos Manuel Belgrano, ubicado a pocos metros del lugar del crimen, sobre avenida De los Constituyentes en San Martín. Pero Giménez llegó sin vida.

Fue el personal del hospital el que alertó a la comisaría de Villa Martelli sobre el ingreso de una persona fallecida con una herida de arma de fuego. Los agentes le tomaron declaración al testigo del ataque y comenzaron la investigación.

“Puede llegar a tratarse de una equivocación porque la víctima es de otro lado. Vivía en Martínez (San Isidro) pero el testigo del hecho vivía ahí hasta hace un par de meses y se tuvo que mudar a El Talar de Pacheco por problemas con los vecinos”, dijo una fuente del caso a Clarín. 

Los investigadores entrevistaron a vecinos y a agentes que hacían horas adicionales en la zona, pero nadie pudo aportar datos sobre las circunstancias del ataque. “Ni los policías escucharon los disparos”, agregó el vocero consultado.

En la escena del crimen trabajaron agentes del Comando de Patrulla Vicente López y personal de la Policía Científica, mientras los investigadores intentaban determinar el móvil del crimen.

El caso quedó a cargo del fiscal Gastón Larramendi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Vicente López Oeste.

LM

A %d blogueros les gusta esto: