El Gobierno suspendió las exportaciones de carne por 30 días

El Gobierno suspendió este lunes por 30 días las exportaciones de carne. Con esta medida buscan contener los aumentos de precios en el mercado interno.

“Como consecuencia del aumento sostenido del precio de la carne vacuna en el mercado interno, el gobierno nacional decidió la instrumentación de un conjunto de medidas de emergencia”, comunicó el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Esas medidas -informó el organismo a través de un comunicado- son “tendientes a ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior”.

Mientras se terminan de implementar tales medidas, las exportaciones de carne vacuna estarán limitadas durante un período de 30 días”, añadieron.

Desde el Ejecutivo indicaron que ya se lo comunicaron al Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

“El Presidente informó a los representantes del consorcio ABC que dicho período podrá verse reducido en el caso de que la implementación de las medidas antes señalada genere resultados positivos, al tiempo que se habilitarán mecanismos de excepción para operaciones en curso”, agregó el Gobierno.

Críticas a la medida

Este lunes por la noche, el titular de ABC, Mario Ravettino, estaba en Casa Rosada para hablar con funcionarios sobre esta traba a las exportaciones.

Las entidades del campo cuestionaron la medida, a la que calificaron como “un tiro en los pies” y consideraron que en 30 días el efecto de la restricción “probablemente ni se sienta” en los precios de los cortes de carne.

Además, recordaron que cuando el kirchnerismo tomó esta misma medida en 2006, el entonces gobierno de Néstor Kirchner había prometido que duraría “180 días, pero se extendió por 10 años”.

También advirtieron que durante ese lapso “se perdieron 12 millones de cabezas de ganado; 12 mil puestos de operarios de la industria y hubo un cierre importante de establecimientos ganaderos”.

“Vengo decidido a ocuparme del tema precios”

Este domingo, en la primera entrevista que dio después de su gira por Europa, Alberto Fernández habló del aumento de los precios y su impacto en la creciente inflación.

“He visto con mucha preocupación lo que pasó en marzo y en abril y no estoy dispuesto a quedarme de brazos cruzados […]. Vengo muy decidido a ocuparme del tema precios y poner las cosas en orden”, sentenció el mandatario.

También había adelantado, en esa misma entrevista, que esta semana iba a “tomar decisiones” para frenar los incrementos de precios, los que calificó como “inexplicables”. 

Hace un mes, el Gobierno había establecido nuevas exigencias a los operadores del comercio exterior de carne, granos y lácteos, que deben estar inscriptos en el Registro de Operadores de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) que depende del Ministerio de Agricultura.

Esto revivió el fantasma de las restricciones y trabas morenistas a la exportación de productos del campo ya que estableció que “las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos, estarán sujetas a la registración previa de una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC)”.

Esa medida, firmada por Matías Kulfas y Luis Basterra, ministros de Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, respectivamente, recordó en el sector al viejo Registro de Operaciones de Exportación (ROE) que funcionó hasta 2015, bajo el gobierno de Cristina Kirchner y que Mauricio Macri desactivó.

AFG 

A %d blogueros les gusta esto: