Estaba en una clase por Zoom, entraron a robar a su casa y le pidió ayuda a la profesora

Un chico de 16 años presenció una escena dramática en su casa de City Bell, partido de La Plata, mientras participaba de una clase por Zoom. Tuvo que pedirle ayuda a la profesora y a sus compañeros cuando vio cómo un grupo de delincuentes ingresaba a su vivienda.

El episodio ocurrió este miércoles cerca de las diez de la mañana en una propiedad ubicada sobre la calle 20, entre 479 y 480. Allí vive un matrimonio que decidió semanas atrás hacer refacciones en el fondo de la casa. Por eso en el lugar estaban trabajando albañiles, quienes fueron sorprendidos por un grupo de ladrones.

Según informó el diario El Día, el dueño de la vivienda estaba en el garage esperando que los trabajadores bajaran las herramientas, cuando aparecieron por sorpresa tres hombres con barbijo y armados.

La situación se volvió violenta, ya que los asaltantes le aplicaron primero un fuerte culatazo a uno de los albañiles y luego amenazaron a los dueños de la vivienda, a quienes llevaron hasta una de las habitaciones del inmueble y les exigieron que les entregaran todos sus ahorros.

Los delincuentes se apoderaron de dinero en efectivo, computadoras, teléfonos celulares y otros elementos de valor que iban encontrando a su paso. Para ese entonces, el hijo del matrimonio se encontraba en un primer piso de la vivienda, en medio de una clase virtual.

Su hermana, de doce años, estaba durmiendo en otra habitación y se despertó por los ruidos, advirtió la entradera y le avisó a su hermano. 

Antes de que suban los ladrones desde la planta baja, el chico le comunicó la situación a la profesora, que llamó al 911. Cuando llegaron los efectivos policiales al lugar, los delincuentes ya habían escapado. Poco antes, habían atado al matrimonio en un dormitorio y a los albañiles en el comedor.

Eduardo, dueño de la casa, dijo que la escena violenta “duró diez minutos” y que uno de los albañiles terminó “con un corte en la cabeza que le formó un hematoma”, aunque fue atendido por el SAME y está fuera de peligro.

Además, precisó que el dinero robado, alrededor de 20 mil pesos, lo tenía reservado para el pago de los arreglos del inmueble. 

Los uniformados realizaron un operativo cerrojo en las inmediaciones para poder dar con los autores del hecho, que tendrían entre 20 y 25 años y en la mañana de este jueves continuaban prófugos.

Los investigadores analizan las cámaras de seguridad de la zona y tratan de esclarecer la ruta de escape de los delincuentes.

Tomó intervención la comisaría Décima y la UFI Nº 9.

LGP

A %d blogueros les gusta esto: