Axel Kicillof manda a Fase 2 a todo el Conurbano y confirma la suspensión de las clases presenciales

Axel Kicillof mandó “al descenso” a todo el conurbano bonaerense. A través del decreto 181 publicado este sábado en el Boletín Oficial, el Gobierno bonaerense se acopló a las nuevas restricciones impulsadas por el Presidente Alberto Fernández, que intentan aplacar los impactos de la segunda ola de coronavirus en el AMBA. La Provincia hizo caer en Fase 2 a los 35 municipios que rodean a la Ciudad de Buenos Aires y concentran casi el 70% de la población total del territorio.

Con más de 15 mil casos confirmados de COVID-19 en los registros de este viernes y una ocupación de camas UTI por encima del 74% en el GBA, los distritos que integran el área metropolitana suspenderán la presencialidad parcial en las escuelas, prohibirán la circulación de ciudadanos entre las 20 y las 6 de la jornada siguiente y la gastronomía, bares, cervecerías o los comercios no esenciales deberán cerrar sus puertas entre las 19 y las 6 del otro día.

Eran las medidas que hace 10 días intentó imponer el gobernador en los cónclaves entre Provincia, Ciudad y Nación que se concretaron después de Semana Santa, cuando la segunda oleada de contagios comenzaba a sacudir las estadísticas epidemiológicas y el sistema de salud empezaba a mostrar síntomas de estrés.

Ahora el mapa provincial –según el reciente decreto- queda con el Conurbano en la fase más estricta; otras 27 jurisdicciones se mantienen en fase 3; 66 comunas aparecen en fase 4 y apenas siete localidades con poca población del interior profundo mantienen la fase 5.

La suspensión del dictado de clases con presencia de alumnos es la decisión más resistida, entre las que se fijan en la nueva disposición. El viernes hubo presentación de amparos en la Justicia, rebelión de algunos colegios –que anunciaron la continuidad para el lunes, aunque el DNU de Nación lo prohíbe-, manifestaciones frente a la Dirección General de Escuelas, en La Plata y otras reacciones institucionales.

Tres municipios del GBA firmaron decretos para declarar como “servicio esencial” la actividad educativa. Lo hicieron los intendentes de Vicente López, Jorge Macri, de San Isidro, Gustavo Posse y de San Miguel, Jaime Méndez. Todos pertenecen a Juntos por el Cambio y en el caso de Macri también impulsó un recurso ante la Justicia. No está claro el alcance de la decisión administrativa sobre un ámbito que administra la provincia. Pero resulta un posicionamiento político en contra de la vuelta a la virtualidad plena en el proceso de enseñanza.

De acuerdo con el nuevo esquema plasmado en el decreto 181 que firmó Kicillof, también quedará suspendido el funcionamiento de teatros, cines y talleres culturales. Los jardines maternales, los rituales religiosos en ambientes cerrados, los gimnasios y natatorios cubiertos con ventilación también estarán vedados mientras se extienda esta nueva cuarentena en esos 35 municipios. Además de los shoppings, casinos y eventos culturales o artísticos al aire libre con concurrencia limitada.

Todas estas prohibiciones –incluida la presencialidad en las escuelas- no alcanzan a los 100 municipios que están fuera del AMBA bonaerense.

El decreto de Kicillof

Las limitaciones adoptadas por Kicillof se sustentan en el decreto 241 del Poder Ejecutivo que establece “una serie de medidas tendientes a contener y mitigar la propagación de la epidemia de COVID-19, a fin de preservar la salud pública, adoptándose, en tal sentido, disposiciones proporcionadas a la amenaza que se enfrenta, en forma sectorizada, razonable y temporaria ”. Son los anuncios que presentó Fernández en un discurso grabado y que provocaron un nuevo enfrentamiento con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Sólo Buenos Aires y Formosa adhirieron a los cierres severos que impulsó la Nación. Kicillof cuestionó a su colega porteño y aseguró que esta oleada fuerte de contagios comenzó en la Ciudad. Que tiene “estallado” el sistema de salud privado y que las camas UTI en ese segmento “se acabaron” y es donde se atiende el 80% de la población de la Capital Federal. Atribuyó intenciones “oportunistas” y una “actitud vil” al jefe de Gobierno por resistir las decisiones tendientes a reducir la circulación en los centros urbanos de mayor crecimiento de los contagios.

La decisión administrativa que emitió la Jefatura de Gabinete provincial manifiesta que “medidas similares a las adoptadas por el Gobierno Nacional, en forma temporaria y focalizada, se han adoptado en otros países de diversos continentes, tales como Chile, Uruguay, México, Francia, Italia, Portugal, España, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Finlandia, Israel, Bélgica, Suiza, entre otros”.

Que la Provincia adhiere por que “son razonables y proporcionadas con relación a la amenaza y al riesgo sanitario que enfrenta nuestro país, y se adoptan en forma temporaria” También anticipa que el gobierno otorgará hasta 100 mil pesos “por unica vez” como asistencia a las escuelas bonaerenses que lo requieran para atender los gastos de material educativo necesarios para garantizar la continuidad pedagógica no presencial de los estudiantes con menores recursos económicos.

La Plata (Corresponsalía)

A %d blogueros les gusta esto: