Un fiscal dice que no pertenece más a Justicia Legítima

El fiscal general ante la Cámara Nacional de Casación Penal, Javier De Luca, escribió a Clarín para aclarar que hace tres años que no pertenezco más a Justicia Legítima” y que su dictamen en el caso de Amado Boudou, para que el ex presidente continuara en arresto domiciliario, fue “cuando la condena no estaba firme y, por esa razón -principio de inocencia mediante-, no correspondía que comenzara a ejecutarse la pena de prisión, como pasa en todo el mundo civilizado”.

Lo hizo en respuesta a la columna del editor Héctor Gambini, que mencionó a De Luca como miembro de Justicia Legítima -agrupación de la que De Luca fue uno de sus principales impulsores y referentes- y como el fiscal que, justamente, había dictaminado en favor de que Boudou cumpliera el arresto en su casa y no en la cárcel.

Esto fue mencionado en el voto del juez de Casación Mariano Borinsky al dar su opinión sobre el nuevo fallo que benefició a Boudou, esta semana.

De Luca aclara que en la decisión de esta semana “yo no opiné nada al respecto. No sé por qué me menciona el juez Borinsky en su voto -los otros dos jueces no lo hacen-, pero habría que preguntárselo seriamente a él”, expresó.

Formado en la cátedra del ex juez Eugenio Zaffaroni, De Luca tuvo varios dictámenes favorables a acusados del kirchnerismo. Entre otros, opinó a favor de revocar una condena a la dirigente jujeña Milagro Sala y desestimó dos veces la denuncia que había hecho -poco antes de ser hallado muerto en su departamento- el fiscal Nisman contra Cristina Kirchner, por el encubrimiento a los autores del atentado a la AMIA.

A %d blogueros les gusta esto: