Ilusión vestida de rompecabezas

ILUSIÓN VESTIDA DE ROMPECABEZAS
 
Noté que leías poemas de amor
y creí que en sus versos
era mi nombre el que recordabas.
Pero no.
No son mis huellas en tu arena
las que dibujan tu sonrisa
ni son mis horas en pausa
las que marcan tu tiempo
que ya acabó.
 
Ahora que miro desde fuera de tu ventana,
fuera de este amor
que seguía tu andar,
aquella mirada tuya
me parece ausente y vacía.
Y en la desilusión puedo ver
que no eras más que un invento de mi alma.
 
Le puse nombre a tu figura
y le di vida a un amor que no existía.
Me costaba desarmar la ilusión
vestida de rompecabezas
hasta que un día
sus piezas ya no encajaron
con las mías.
 
A lo lejos
alguien pronuncia tu nombre,
pero yo ya olvidé
cómo suena tu melodía.


Naty Roldán  

 
A %d blogueros les gusta esto: