2020, la despedida

Éste ha sido un año muy particular. Un año difícil, de mucha incertidumbre.

Cada final de año miramos hacia atrás y buscamos ver los acontecimientos más importantes que nos ocurrieron, y creo que si este año tuviéramos que elegir uno, no sabríamos con cual quedarnos.

Imagen de Impact Newa

Seguramente a vos, como a mí, te pasó ver partir a personas cercanas, quizás algún familiar, amigo, vecino o conocido. El 2020 nos marcó fuertemente y nos deja con muchos aprendizajes, lecciones de vida y de las otras.

Desde la numerología creemos que cada ser elige cuando y donde encarnar, y creo firmemente que éste es un período muy, muy especial. Como dije anteriormente, el planeta Tierra es un ser vivo y está evolucionando. La energía que se está moviendo a nuestro alrededor es tan potente que no todos están (o estamos) preparados para soportarla. Pero decidimos pasar esta prueba. Lo decidimos en estado angelical, antes de nacer. Decidimos vivir este gran acontecimiento y experimentarlo como humanos. Se que lo que te estoy diciendo ya no suena tan raro ¿Te diste cuenta? ¿Sabés por qué? Porque esto ya lo sabés, lo traes incorporado, y esto es una de las cosas que nos vino a mostrar este 2020.

Hace unos días atrás, una persona me decía: “Nos hemos vuelto fríos, ya no nos sorprende la muerte de alguien.” Y yo creo que en realidad ya nos dimos cuenta que la muerte no existe como tal, que son pasos hacia la evolución. Todos hemos ido evolucionando en cada encarnación, en ésta en particular, hemos avanzado mucho más, y más rápido.

Imagen de Freepik

Quiero agradecerte por haberme acompañado durante este año y quiero que sepas que tengo muchos deseos para vos para el 2021:

*Deseo que todo lo aprendido este año, te sirva como un gran escalón hacia tu evolución personal.

*Que encuentres la fortaleza necesaria para seguir avanzando en este mundo cambiante.

*Que la empatía y la gratitud sean tu modo de vida.

*Que seas auténtic@ y espontáne@

*Que dejes de buscar afuera lo que tenés dentro tuyo.

*Que siembres para cosechar en grande.

*Que encuentres en cada acontecimiento, por simple que sea, un gran momento de celebración.

*Que termines cada conversación telefónica con tus padres, hij@s, amig@s o herman@s con un “Te quiero mucho”.

*Y que siempre, siempre, siempre seas amable con todas las personas, por trivial que sea el trato. Uno no sabe cuánto vale esa amabilidad hasta que la necesita.

Quiero, también, agradecerte por las demostraciones de afecto y los saludos recibidos, por compartir mi columna y por los mensajes que envías.

¡Salud, compañía y mucho amor, para el 2021!

A %d blogueros les gusta esto: