BARQUITOS DE PAPEL: UN VOLUNTARIADO QUE NAVEGA CON SUEÑOS

Han pasado varias semanas y se termina el año, hemos pasado por tantas situaciones que nos enseñó a ver la vida de otra manera, a sentirse más cerca que nunca de los que están lejos, a intentar en cada paso que damos, construir nuevas realidades pero sobre todas las cosas aprendimos a ponernos en el lugar del otro, eso que algunos desconocemos y otros la llevamos presente en el camino es la empatía, que mejor que llevar a la práctica ese sentimiento de comprensión. Dónde está latente el ponerse en el lugar de otro, convertir momentos que marcan la vida, por eso hoy te voy a presentar a Barquitos de Papel , un voluntariado que le pone garra y actitud a esta vida para hacer más ameno el andar.

Diario Alternativo de Tucumán se comunicó con dos integrantes de Barquitos de papel para conocer el labor que llevan a cabo . Mantuvimos una charla con Paola González Soria y Gisela Barnichea que nos contaron como trabaja está agrupación sin fines de lucro, que hoy por hoy tiene a 20 voluntarios trabajando en hogares de San Miguel de Tucumán y con casi 2 años de vida ya.

Paola nos comentaba que antes de ser Barquitos de Papel, eran un grupo que venían de otras agrupaciones, fue entonces cuando decidieron arrancar ellos ya que tenían ganas de seguir yendo al hogar, el hecho de poder tomar sus propias decisiones como grupo. También en su relato nos decía que algunos eran amigos y con otros recién se estaban conociendo, eran pocos al comienzo, recordó que había talleres que eran solo tres para un montón de nenes, llegando a pensar que no iban a poder, pero el tiempo demostró lo contrario, se fue sumando muchas personas como amigos, compañeros de trabajo, se conformo el grupo que son hoy , unos 20 integrantes dando lo mejor de sí.

Por su parte Gisela hacia hincapié que algunos de los desafíos por el cual atravesaban en el voluntariado era el de la adaptación en ciertas actividades en relación a las edades de los niños y niñas con los que trabajan, porque cada dinámica debía ser pensada en función a los intereses y habilidades de cada uno. De ese modo les permitía armar la planificación anual. Comentó también que es un reto aprender a ofrecer apoyo, atender las necesidades particulares de cada uno de los niños, el rol se lo asume con entera responsabilidad. Otro desafío que destacó fue la autofinanciación que por esta pandemia costó un poco más , ya que no era solo gestionar los elementos necesarios para cada taller o las meriendas, sino a la hora de la organización y realización de las actividades, celebraciones,”tuvimos que adecuarnos a trabajar de manera individual y a la distancia, además claro a la hora de la coordinación de las entregas tanto de dichas actividades como de las meriendas que enviamos cada sábado a nuestros pequeños“. Paola agregó “nuestro trabajo es muy artesanal y a pulmón

Le consultamos a Paola como se organizan en Barquitos de papel y nos mencionó que cuando las circunstancias eran normales es decir no estábamos en pandemia, se organizaban en grupos para estar con los niños, según las edades, siempre buscando una equidad, en el caso de ella expresó que siempre estuvo con los más peques y que cuando ingresa un nuevo voluntario se lo distribuye al grupo que más lo necesite. Las temáticas que eligen mensualmente tienen que ver con el cuidado del medio ambiente, los medios de comunicación, fechas patrias, etc y es ahí que seleccionan dos actividades en relación con el tema y un juego , siempre teniendo en cuenta las edades como nos decía Gisela anteriormente.

En el mundo hay varias organizaciones con sus respectivos voluntarios, y la palabra misma lo dice es el acto de tener voluntad pero ¿qué se necesita para ser voluntario/a? ¿Qué condiciones hay en el Voluntariado?

Nosotros esperamos que cada voluntario se presente con ganas y disposición para trabajar, podemos tener más o menos tiempo pero siempre tenés que tener ganas de organizarte y sacar adelante al grupo” Resaltó Paola

“¡El único requisito son las ganas !, Ganas de brindar cariño, de compartir con nuestros pequeños y de aprender en cada taller y aprender en cada taller , tener libre los sábados por la tarde , no hay límites de edad, ni distinciones de género ni nada que se le parezca, son todos bienvenidos a sumarse a este hermoso barquito que navegamos juntos” Remarcó Gisela

Paola también hizo paréntesis para comentar que otra de las tareas que realizan dentro del grupo es administrar las redes sociales, tratan de conseguir donaciones, participan en eventos y organizan rifas, participan en capacitaciones que gestionan según lo que necesiten. A todo esto Gisela agregó que al no recibir aporte económico ni del estado ni de partidos políticos y tampoco de alguna institución en particular , sustentan sus actividades con el apoyo incondicional de sus familiares y amigos. Todo es un 100% a pulmón con el esfuerzo de cada uno de los voluntarios.

Durante las líneas de este reportaje que trata de mostrarte un pedazito de lo que realizan los chicos de Barquitos de Papel, hemos notado que ser voluntario es una cuestión de querer ser parte, de tener esa garra de comprometerte con las causas que en la sociedad muchas veces están tan desprotegidas, trabajar con niños es una ardua tarea que conlleva responsabilidad pero por sobre todo ponerse en el lugar, ser parte de esa infancia, volver a ser un poco niños en el tiempo que dedicas para cambiar un poquito de la realidad y ser capaces de mostrar que siempre se puede ser Feliz en este mundo.

Los chicos hacen muchas actividades y justamente ahora para terminar un año tan difícil para todos y regalarles una sonrisa a los peques estuvieron y están vendiendo hasta el día 11 de Diciembre una GRAN RIFA SOLIDARIA !!!

Tiene unos premios increíbles y a un precio accesible , si querés aportar para que los niños tengan un cierre de año con todo te contamos cómo podés hacer :

Valor de la rifa: $100
Ingresá al link, elegí cómo pagar, ¡y listo! https://mpago.la/1D7pptP

Premios:

  • Caja navideña
  • Box dulce y tarta
  • Set de individuales de @creaciones_pandora
  • Cuadro y maceta pintadas a mano de @arteflor17
  • Accesorios de @_shiny.accesorios
  • vaso y mouse pad de @sublitienda.sc
  • Set Matero
  • Conjunto de accesorios de @gemma_bijouterie
    Ensalada y compoteras de @cactusmania.oficial
  • Sorteo: 11/12

Para mí ser voluntaria es tratar de mejorar el mundo en el que vivimos. Personalmente, no puedo ser indiferente a las realidades que vivimos en nuestra provincia, especialmente en el caso de los niños y las niñas que tienen sus derechos vulnerados. Además, implica devolver al medio. Soy profesora, me recibí en la universidad pública, y creo que ser docente significa responder a las necesidades que observas en tu entorno y entregar a los demás lo que aprendes con tanto esfuerzo. Mi tarea en el voluntariado es organizar las actividades con mis compañeros y gestiono las redes sociales junto con Emilse. Trato de aportar al grupo desde mi experiencia como docente de lengua y según mis intereses, por ejemplo, lo que más me gusta es hacer decoraciones para los festejos y conversar con los niños y las niñas. Siempre trato de escucharlos y de ver el mundo a través de sus ojos, es lo mejor de ser voluntaria. Culminó Paola

Ser voluntaria para mi es transformación… es creer, es esperanza y esfuerzo. Ser voluntaria es apostar a las infancias, confiar en que se puede lograr un cambio real y sustentable a futuro si tan solo trabajamos brindando oportunidades a los niños de crecer con una experiencia más cálida de la vida, desde el amor, la contención y el cariño que podemos ofrecerles a cada niño en nuestro voluntariado. Es una experiencia maravillosa que deja una huella en nuestro ser, nos ayuda a descubrir partes de nosotros mismos que desconocíamos, es aprender junto a ellos en cada encuentro. Ser voluntaria es amor, es un motor, es dar lo mejor de vos para otra personita que te devuelve el mismo amor o quizá hasta mucho más de lo que podías ofrecerle. Ser voluntario es brindar nuestro tiempo y afecto a los demás, el voluntariado es vida. Finalizó Gisela

Barquitos de papel un voluntariado que navega con sueños, que está dicha que tienen de compartir con los niños y niñas que trabajan, para transformar su infancia, sea solo el comienzo de varias historias por contar en esta sociedad que muchas veces se olvida de ponerse en el lugar de quienes más lo necesitan. QUE SIGAN ASÍ Y PRONTO REGRESEN A COMPARTIR EN PERSONA CON SU PEQUEÑOS!.

A %d blogueros les gusta esto: