Remontar el vuelo

REMONTAR EL VUELO 

Si un domingo desierto
cubierto de nostalgia
amenaza la cordura
y vuelve irreversible el dolor

¿Cuál será el refugio que me ampare?
¿De dónde voy a sacar la luz
que alumbre el camino
oscuro
que transito desde tu ausencia?

¿Qué nombre le daré a la lluvia
ahora que no estás?

La soledad me nombró
ausente de este cuerpo
y yo
sin conocerme
decido remontar el vuelo
que ya había empezado sin vos.

Así,
carente y solitaria,
de mirada ausente y vacía
intento nombrar este dolor
que no conoce de poesía
y me abraza sin piedad.

Busco
en las orillas del dolor
el aliento
que respira libertad
para salir de vos,
para encontrarme con el adiós.
Busco
toparme de cara al olvido
para apagar
esta mínima llama de amor.

Naty Roldán


A %d blogueros les gusta esto: