DECRETO SOBRE ALQUILERES DICTADO DURANTE LA PANDEMIA: DE QUE SE TRATA Y CUALES SON SUS ALCANCES

Dr. Luciano Angulo
Abogado MP 9148
Tel 0381 – 156424237

En estas semanas he recibido muchas consultas sobre el alcance del decreto de alquileres dictado por el Gobierno Nacional en el marco de la Pandemia y el aislamiento social obligatorio que hoy en día le toca atravesar a nuestro país. He aquí los puntos más importantes:

En primer lugar es importante destacar que este decreto rige no solo para viviendas destinadas a familia sino también para aquellas destinadas a Clubes, Asociaciones, Comerciantes Monotributistas y Profesionales, quedando excluidas empresas que sean Responsable Inscriptos, Actividades Rurales no familiares y Alquileres temporarios.  

En los casos que se encuentran incluidos, se decretó la suspensión de los desalojos hasta el 30 de Septiembre del corriente año, siempre que sea por falta de pago; esto incluye los procesos con sentencia.    

Los contratos con fecha de vencimiento a partir del 20 de Marzo (Fecha de inicio de la emergencia), se prorrogarán hasta el 30 de Septiembre. En estos casos, el inquilino deberá comunicar su intención de abandonar el inmueble o de hacer uso de la prorroga bajo las mismas condiciones.  

Con respecto a la suspensión de los aumentos, se establece que desde el mes de abril hasta el mes de Septiembre deberá abonarse el monto pactado para Marzo, cuya diferencia deberá luego ser abonada, a partir de Octubre,  en 3 a 6 cuotas sin intereses, sumado a la refinanciación automática de las deudas que se originen durante el periodo de emergencia.  

Finalmente lo novedoso es la obligación de Bancarización por parte del propietario, debido a que el decreto establece la obligación de aportar datos bancarios para que el inquilino pueda cancelar sus obligaciones por medio de transferencias o deposito en cajeros automáticos, evitando, de esta manera, que la gente concurra a las inmobiliarias o al lugar designado para el pago en forma personal. Este último punto queda a criterio y voluntad del inquilino.

Fuente legal: Boletín Oficial de la República Argentina. DNU Nº 320/2020

A %d blogueros les gusta esto: