2020 visto a través de la numerología

Mi nombre es Graciela Juárez, soy numeróloga. Podes seguir mis publicaciones en mi página de Facebook Numerología.Tucumán, en donde ya vengo hablando desde diciembre sobre este año 2020.

Dijimos que éste es el año del Planeta Tierra, de nuestra hermosa Pachamama. Un año con una gran carga energética porque el número 2020, si sumamos sus dígitos entre sí, obtendremos un simple de 4. Bien, desde la numerología cada año se analiza su energía de acuerdo a las características de ese número simple y las personas en general, nos comportamos en forma masiva, según las características de ese número en particular. Hasta ahora hemos visto que las personas, ante esta situación de pandemia hemos sacado lo mejor y lo peor de nosotros mismos. Nos hemos cuidado y hemos cuidado al otro, y también nos hemos descuidado. Estamos obligados a poner “los pies sobre la tierra”, a cuidar nuestras semillas (hijos) y a nuestros ancestros (padres y abuelos).

Todavía faltan 8 meses de este largo 2020. Durante este mes tenemos algo así como un descanso, para que a fines de mes volvamos al “cuidado intensivo”. Y ahí sí…preparémonos para ver lo que se viene anticipando este año: el numero 4 es el numero de la honestidad, o sea, de la anticorrupción, por lo que se presume deberán ser meses en los que quedará al descubierto la gran corrupción a nivel mundial. El número 4 es el número de la testarudez, por lo que creo habrá mucha violencia en las calles. El 4 es el número de la economía, que seguirá en caída porque, por si no te diste cuenta, la economía mundial ya cambió, este año vino a despojarnos de lo que no necesitamos, de lo superfluo. El 4 es también, el número del artesano y como buen número 4 y vibrando con su energía, tendremos que usar nuestro ingenio y aprender a usar las herramientas. El 4 también es el número de los inventores, o sea que debemos reinventarnos no solo a nivel personal, sino también a nivel sociedad. Se espera que este año haya un gran invento, o varios, para la sociedad en general. El 4 es el número de la construcción por eso este año hemos sido obligados a reconstruirnos como sociedad y también, de manera personal.

Como verás, este 2020 nos ha puesto “los pies sobre la tierra”, para prepararnos para el próximo 2021 que será el año del gran cambio.

Pero no nos adelantemos porque ya con este año tenemos mas que suficiente. Todavía nos quedan dos terceras partes del año, y no quiero que pienses que soy pesimista, por el contrario, quiero que veas este año con optimismo, porque se están cayendo todas las estructuras que nos estuvieron manteniendo hipnotizados durante tantos años. Todo cambio es duro, es molesto, nos pone de malhumor, pero es muy necesario. No puede ser que haya tanta diferencia entre las sociedades. No puede ser que sigamos haciendo tanto daño al planeta. No puede ser que vivamos pendientes del afuera. Nuestra Pachamama está evolucionando y nos quiere junto a ella, por eso debemos dar el gran salto junto a nuestra hermosa Gaia. Tenemos que despojarnos de las miserias humanas, de los miedos, del rencor, del odio, del desamor para poder emprender un nuevo camino como humanidad.

Hemos comenzado un nuevo camino. Estamos mutando de manera personal y, como sociedad, a una sociedad más justa, más solidaria, más comprometida, quien no lo acepte así o no lo comprenda, deberá seguir por el camino mas duro y empedrado del desamor. Parece muy duro, pero esa es la premisa. Estamos aprendiendo el verdadero valor del dinero, el verdadero valor de la familia, el verdadero valor del abrazo, el verdadero valor de la buena salud. Quizás crean que esto pasará pronto, pero no. La vibración del 2020 nos indica que hay un quiebre, un antes y un después, un borrón y cuenta nueva.

Sé que soy reiterativa en algunos posts, pero quiero que quede claro todo lo que nos trajo este maravilloso año 2020.

Disfruten de este año. Somos unos privilegiados en vivir este momento.

 

A %d blogueros les gusta esto: